El 1 de octubre del 2015, en la ciudad de Filadelfia, ACHA ha participado de un interesante e importante intercambio con referentes de la Asociación del Semi Arido Brasileño-ASA. La Sra. Valquiria Alves, Vice presidenta del Programa Un millón de Cisternas y Coordinadora Ejecutiva Titular de ASA por el estado de Minas Gerais y el Sr Felipe Pinheiro- Secretario Ejecutivo de la Secretaria de Desarrollo Agrario del estado de Ceará van visitado el Chaco.

Comparten las mismas condiciones de sequía que los chaqueños, pero han logrado instalar un proceso social único, que une el esfuerzo de unas 2.000 organizaciones de la sociedad civil para lograr el acceso a agua potable. La lucha ha iniciado en la propia visión que la población tenia de si mismo y de la región donde vivía y convertirla en positivo, entiendo que la sequía no se combate, se aprende a convivir con ella.

¿Cómo lo han logrado? Fue la pregunta más insistente de toda la jornada. Una de las reflexiones que han impactado ha sido la afirmación del rol del estado, donde la voluntad política se traduce en la articulación que el gobierno tiene y mantiene con la sociedad civil y la convierte en políticas públicas. A esto se suma con total contundencia la movilización de la ciudadanía para logar la participación en todo el proceso.

La sociedad civil ha aprendido su rol propositivo, canalizando las inversiones en infraestructuras de agua desde las propias necesidades de la población, rescatando y potenciando su propia experiencia y resiliencia a la convivencia con el semi árido.

¿Qué tenemos que hacer nosotros? Ante la necesidad de disminuir la frustración ante la realidad local, -lejos de un respeto y complementación entre el sector público y la sociedad civil-, que se caracteriza por discursos y promesas que no han logrado resultados positivos ante la creciente demanda de agua en la región, la respuesta no dejo esperarse: no es fácil la lucha social, los espacios como el foro son los semilleros para las movilizaciones y la participación de la gente, continúen el proceso, sumando, generando propuestas.

Una experiencia enriquecedora y motivadora, que traerá cambios en agotados dirigentes sociales con nuevas estrategias de incidencia ante un gobierno actualmente sordo, mudo y ciego.

20151001_142331 com.jpg (23 KB)

20151001_142340 com.jpg (24 KB)